08 septiembre 2017

Flores de papel

 La vida, a veces, es extraña.
Durante la carrera, la asignatura que menos me gustó fue la de Botánica. Recolectar plantas, prensarlas: eso tenía pase... Pero identificarlas... Aquello no me gustaba nada; odiaba las guías de identificación de plantas.

Pues por alguna razón que se escapa a mi comprensión, desde hace muchos meses, no puedo sacarme de la cabeza la idea de hacer un herbario, así este verano aproveché nuestras vacaciones en el campo para recolectar algunas flores y hojas.

Y mientras las prensaba y esperaba que se secaran, decidí hacer un herbario de tinta, con flores mágicas, o lo que es lo mismo: con flores inventadas.

Aún está en proceso pero ¿os gusta cómo están quedando?








8 comentarios:

¡Gracias por pasar y comentar!

Un cuadro para nuestra habitación

En casa del herrero cuchillo de palo es un dicho que va a la perfección conmigo porque mientras  muchas de vosotras exhibís en vuestras cas...